Mantenga su casa libre de los ácaros

Se reproducen en ambientes húmedos, de clima templado o caliente, se alimentan de restos de piel humana. Los ácaros se pueden encontrar en los libros, alfombras, en los muebles de la sala, de la habitación, en las cortinas, cojines, colchas, mantas, bichitos de peluche y en los colchones y almohadas.

La manera más fácil de alejar los ácaros y evitar que perjudiquen su salud es mantener la limpieza de la casa principalmente de las habitaciones. Utilice un paño húmedo diariamente para limpiar los muebles y quitar objetos que puedan facilitar la acumulación de polvo.

Algunos hábitos simples también ayudan, como cambiar la ropa de cama una vez a la semana y usar capas protectoras antiácaros para forrar las almohadas y colchones. Lo ideal es sustituir las mantas por edredones y las cortinas por persianas. Pero si no es posible, lave las mantas y las cortinas cada 15 días.

Las ropas de invierno que quedaron guardadas en el armario, principalmente las de lana, deben ser lavadas antes del uso. Las toallas de baño deben ser colocadas para secar en un lugar donde haya viento y sol, nunca dentro del baño, pues es un ambiente con humedad suficiente para que los ácaros se proliferen.

Temas: Limpieza

¿Te gustó?

  • Este truco simple elimina las manchas de sudor.
    El truco simple elimina las manchas de sudor de su ropa
  • 10 tácticas para facilitar la hora de lavar la vajilla
  • Truco simple con vela evita manchas en el rejunte del baño; aprenda cómo hacer