Los riesgos del consumo del aspartame

Aspartame es un edulcorante artificial desarrollado en un laboratorio muy utilizado en la composición de diversos alimentos,

Con poder edulcorante 200 veces mayor que el azúcar, su consumo excesivo puede llevar a un aumento de los niveles de elementos químicos en el cuerpo humano que causan diversos efectos colaterales.

¿Por qué el aspartamo excesivo es perjudicial?

Uno de los resultados del exceso de aspartame en el metabolismo es la liberación del ácido metanoico en la sangre, una sustancia altamente tóxica y que está presente hasta en venenos para hormigas. Otro componente perjudicial para la salud es el ácido aspártico, que causa la muerte de las células y es especialmente dañino para los niños – y en el momento en que el cerebro no tiene una barrera protectora completamente desarrollada.

Además de estos dos componentes, el aspartame también libera fenilalanina, que en alta concentración en el cerebro puede bajar el nivel de serotonina que lleva a desordenes como depresión, esquizofrenia, dolor de cabeza y aumentar el riesgo de infarto.

A pesar de ser un producto encontrado siempre en las categorías de productos saludables y dietéticos en las tiendas y en supermercados, el aspartame puede aumentar la voluntad de consumir carbohidratos, causando aumento de peso.

También se considera un veneno para diabéticos, ya que descontrola los niveles de azúcar en la sangre pudiendo hasta llevar al estado de coma. Su consumo está prohibido para portadores de una enfermedad rara llamada fenilcetonuria, pues el organismo de los portadores no es capaz de metabolizar la fenilalanina.

Consumo seguro de aspartamo

Si tiene dudas en cuanto a la presencia En los productos que forman parte de su alimentación, compruebe las etiquetas, pues la ANVISA regula que la presencia del aspartame y especialmente de la fenilalanina esté evidenciada en los embalajes. Es importante recordar que el consumo excesivo del aspartamo puede causar daños a la salud, pero si se consume dentro de los límites, es un edulcorante sano.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria todavía indica que la cantidad máxima de aspartamo que un el adulto con 60 kg puede ingerir diariamente, con seguridad, es de 2.400 mg, lo que equivale aproximadamente al consumo de 48 sobres de 1 g de un edulcorante dietético con 5% de aspartamo, oa 4 litros de refrigerante endulzado sólo con aspartame. En el caso de un niño de 30 kg, las cantidades máximas corresponden a 24 sobres del mismo edulcorante oa 2 litros de refrigerante.

Por lo tanto, es importante mantener la ingesta de refrescos y productos que contienen aspartame a un nivel sano para beneficiarse de su utilización sin poner en peligro su riesgo.

Stévia: Una alternativa saludable

A stévia es una planta original de Paraguay que tiene gran capacidad edulcorante y por eso puede ser una alternativa para endulzar los alimentos y bebidas de forma más saludable. El extracto de esta panta, utilizado en la fabricación del edulcorante natural de stévia, llega a ser de 10 a 15 veces más edulcorante que el propio azúcar. Además, la stévia no es tóxica, no contiene calorías, no causa la diabetes, no altera el nivel de azúcar en la sangre y todavía tiene innumerables aplicaciones en la medicina.

Temas: Alimentación

¿Te gustó? Ver también…

  • 15 canales de YouTube para aprender recetas vegetarianas
  • 25 recetas de pan tostado para endulzar la Navidad
  • 74 recetas llenas de sabor y elegancia para la cena de Navidad
  • 15 recetas de tender a una Navidad increíblemente sabroso