No olvide la crema hidratante

Hidratar es uno de los cuidados más importantes que tenemos que tener con la piel. La piel sin hidratación es sinónimo de pérdida de elasticidad, pérdida de firmeza y hasta arrugas.

Nuestra piel tiene una barrera natural que tiene como función proteger la epidermis contra la evaporación excesiva de agua. Pero varios factores (rayos solares, viento, contaminación) pueden alterar esa capa protectora causando el resecamiento de la piel. El hidratante contiene ingredientes emolientes que ayudan en la reposición de la humedad perdida además de impedir que la piel pierda más agua, todo eso para frenar el envejecimiento. Es una delicia la sensación de pasar el hidratante después de quedarse todo el día con maquillaje. * Cada tipo de piel necesita un hidratante diferente: crema, aceite sin aceite, con protector solar, calmante, anti-acné. Por eso es importante consultar a un dermatólogo para saber qué fórmula es más adecuada para usted.

Y aún, sin querer ser aburrido, no se puede olvidar de hidratar el cuerpo por dentro también. Tomar bastante agua durante el día ayuda a mantener el equilibrio del organismo. Por eso, en una mano la botella de agua y en la otra, el pozo de hidratante.

Los precios de los productos importados se han investigado en Sacks.com.