¿Va un antidepresivo ahí?

Imagen relacionada

No es raro encontrar en los días actuales personas que todavía creen que psiquiatra y psicólogo están destinados a los “lou” y por eso no buscan un tratamiento adecuado para aliviar su sufrimiento, o peor, toman remedio sin orientación médica.

El mercado de medicamentos psiquiátricos es vasto, y se sabe hoy que las enfermedades psiquiátricas pueden estar relacionadas con la falta de algunas sustancias (neurotransmisores) que hacen la comunicación entre las células del cerebro (neuronas). Los psicotrópicos justamente reequilibrar la concentración de estos neurotransmisores. Existen seis clases principales de medicamentos psiquiátricos:

  • Antidepresivos , en casos de depresión;
  • Estimulantes tratar los trastornos como el trastorno del déficit de atención, etc,
  • Antipsicóticos , que se utilizan para tratar psicosis, esquizofrenia y mania;
  • Estabilizador de los que se utilizan para tratar el trastorno bipolar,
  • Ansiolíticos , utilizados para tratar los trastornos de ansiedad;
  • Depresores Por ser causadas por un desequilibrio químico, algunas enfermedades psiquiátricas pueden mejorar con el uso de medicamentos apropiados durante un determinado período de tiempo, normalmente en las que se utilizan como hipnóticos, sedantes.

las primeras semanas de tratamiento ya es notable la mejora. Los efectos colaterales varían de acuerdo con la medicación, en la mayoría de los casos son leves y desaparecen poco después del inicio del tratamiento (por ejemplo, náuseas, sequedad de boca, insomnio).

Entre las quejas más comunes de los consultores psiquiátricos están la ansiedad y la depresión. En estos casos, la actuación de los medicamentos puede hacer la psicoterapia más efectiva, pues reducen los síntomas y facilitan la interacción dentro de la terapia.

Por ejemplo, si una persona presenta un cuadro de ansiedad alta, puede tener dificultades de concentración y comunicación con el terapeuta (el ansioso nunca logra vivir en el presente, siempre está preocupado por el hecho de que, futuro) e incluso de exponerse a las habilidades sociales que se ven comprometidas en estos casos. La medicación ayudará al paciente en la reducción de los síntomas, y así responder a la psicoterapia de manera más adecuada.

Por lo tanto, la medicación y la psicoterapia deben caminar juntas, por lo que la disminución del remedio está siempre asociada a la evolución de la terapia. La prescripción del medicamento debe ser hecha por un médico psiquiatra, que después de una entrevista inicial indicará el remedio y la dosis específica para cada caso, por lo que no se debe utilizar el remedio de la amiga, de la madre, de la vecina porque está haciendo “efecto” y creer que usted tendrá el mismo resultado. Los psicólogos no pueden recetar ningún tipo de medicación.

Es importante decir que la psiquiatría obtuvo grandes evoluciones en sus tratamientos, hace muy poco tiempo las personas eran sometidas a electrochoques en hospitales psiquiátricos (la película “Bicho de siete cabezas” retrata muy bien ese momento) y que los medicamentos son hoy resultados de largas investigaciones que posibilitan el uso de un psicofármaco más eficiente con menos efectos colaterales.

Pero no dejan de ser una droga que no deben ser vistas como “píldoras de la felicidad”, donde hay una para ser feliz, otra para estar tranquila, otra para dormir. Es necesario encontrar la causa del sufrimiento psíquico a través de la psicoterapia y no ocultar los síntomas a través de la medicación.

Temas: Bienestar

¿Te gustó? Ver también…

  • Gordofobia: entender por qué esto es tan grave perjuicio
  • El llanto es bueno? 6 razones que explican por qué las lágrimas tienen sus beneficios
  • 8 consejos para que usted haga una donación a instituciones de caridad este fin de año
  • 7 pasos para entender y practicar más el amor-